¿Cómo ser más sostenible desde el confinamiento?

moolberry tiene las claves y las comparte en homenaje al Día Internacional de la Tierra.

El día 22 de abril de 2020 se celebra el día Internacional de la Tierra, en un entorno mundial en el que nada hacía predecir lo que íbamos a padecer.

Una de las pocas consecuencias positivas de este confinamiento que estamos sufriendo la población es la faceta sostenible. Las ciudades están bajando sus niveles de contaminación y los espacios naturales están recuperando su equilibrio perdido por las acciones desmesuradas de los hombres. Una situación que nos lleva a reflexionar pero también a contribuir de qué forma a través de nuestros confinamiento, desde la comodidad de nuestro hogar, podemos ayudar a partir de ahora a ser mas sostenibles y cuidar nuestra tierra.

Para celebrar el día mundial de la Tierra, te proponemos estas ideas:

1. Consume en empresas verdes: Infórmate y apuesta por empresas verdes y sostenibles. Utiliza tu poder de client , de consumidor y apuesta por empresas que sean respetuosas con el medio ambiente y que se rijan por ideas de sostenibilidad. De esta forma tu apoyo animará a otras compañías a realizar practicas de respecto con el medio ambiente.

2. No te excedas en el consumo de la luz: Te proponemos el uso de velas para dar un ambiente mas cálido, que además te relajará en este momento en el que más que nunca necesitamos sosiego. Aprovecha la luz de la tele para que ilumine el salón.

3. Renuévate: revisa todas las facturas que te envían en soporte papel; bancos, compañías de luz, compañías de teléfono, comunidad de vecinos y solicita que te las envíen, a partir de ahora, solo en formato digital. Ahora tienes tiempo para solicitar de una en una y enviar toda tu información competa para que te lleguen de forma correcta.

4. Acondiciona tu casa: nadie mejor que tú conoce tu casa. Aprovecha las horas de ventilar según tu orientación para aprovechar las horas de calor y viceversa. En invierno hay que ventilar en el momento más caliente, hacia el mediodía, o aprovecharnos del momento en que incida más el sol. En verano se ventila por la noche, lo que además sirve para refrescar al máximo la casa. Unos 10 minutos diarios bastan para renovar el aire de una estancia.

5. Más duchas cortas y menos baños: Las bañeras necesitan muchos más litros de agua que una ducha de entre 5 y 10 minutos. Acortar nuestro tiempo en el baño no supone solo un ahorro de agua sino también de emisiones de CO2. Si utilizas la lavadora y el lavavajillas siempre con una carga máxima podrás ahorrar un 50% de agua cada mes.

6. Ahorra en la compra del supermercado: Planifica ahora que tienes más tiempo tus comidas. Busca tutoriales en internet en donde te informarán de todas las comidas que puedes hacer aprovechando un solo producto y que antes, por falta de tiempo, no lo hacías. De esta forma desperdicias menos comida, se tira menos, menos residuos y además ahorras dinero.

7. Fuera mecheros: No utilices mecheros vuelve a las tradicionales cerillas de cartón, evitarás consumo innecesario de petróleo y de plástico.

8. No olvides que el horno es el electrodoméstico de la casa que más consume energía y el menos eficaz. Al menos que necesites una determinada temperatura de cocción, utilízalo solo cuando vayas a introducir en él lo que quieras cocinas.

9. Familiarízate con las etiquetas nutricionales y de cosmética: lee, ahora que dispones de más tiempo, las etiquetas de los alimentos para conocer qué es lo que realmente compras. Esto te dará pistas de la presencia o ausencia de parabenos u otras sustancias. Tanto etiquetas nutricionales como en productos de cosmética.

10. Clasifica residuos: Es el momento de comenzar los hábitos para recoger selectivamente nuestros residuos y clasificarlos.

Si aprovechamos nuestro confinamiento para incorporar estos hábitos en nuestra vida contribuiremos, también, a cuidar nuestra tierra.